INTERNET

Así establecen jerarquías los alumnos en sus grupos de whatsapp

Puntuación: 5 de 5.

Al igual que los adultos, y normalmente de forma inconsciente, varían su velocidad de respuesta en un grupo de whatsapp en función del lugar que ocupan en la jerarquía del grupo. Estudiando esos tiempos podemos hacernos una idea de su posición.

En una sesión de trabajo con alumnos de bachillerato en un colegio de Madrid, el Director de Educalike -Guillermo Cánovas-, le hace el siguiente planteamiento a los chicos y chicas que participan en la sesión:

Cuando en el entorno laboral, un jefe envía un whatsapp a un trabajador ¿cuánto suele tardar en contestar el trabajador?

Aunque ninguno de los chicas y chicas de 16-17 años presentes tiene experiencia en el mundo laboral, todos contestan al unísono: “cero coma”, “un segundo”…

Y cuando el trabajador le envía un mensaje al jefe ¿cuándo le contesta el jefe?

De nuevo, todos contestan lo mismo: “cuando le da la gana…”

De esta forma se explica a los adolescentes que incluso los silencios en internet pueden tener significado, y que hemos de tener cuidado con lo que transmitimos. Algunos adolescentes no demoran su respuesta en un grupo para marcar su nivel, sino por pereza o por alguna otra razón, pero aun así pueden estar trasmitiendo esa impresión a los demás.

Al igual que sucede en el mundo laboral, los grupos de whatsapp de alumnos, e incluso de amigos o familiares, suelen funcionar de la misma manera. Con frecuencia, la persona que considera que tiene más peso dentro del grupo tarda en contestar. O lo hace cuando los demás ya lo han hecho, para sentenciar con la última palabra. Esto es habitual también en las parejas. La parte más interesada en la relación suele contestar en cuanto tiene la posibilidad. La parte que considera que tiene las riendas, se hace esperar.

Los adolescentes señalan que esto resulta especialmente doloroso cuando la otra persona “te deja en leído”. Es decir, cuando aparece el doble clic azul de whatsapp, que te permite saber que tu interlocutor no solo ha recibido el mensaje, sino que además lo ha leído.

Lo cierto es que incluso se ha desarrollado un algoritmo para estudiar esta cuestión denominado: “detección de la jerarquía social automatizada”. La Universidad de Colombia, después de probarlo con los correos electrónicos de una empresa, fue capaz de determinar quiénes eran los jefes y quienes los subordinados teniendo en cuenta solo el tiempo transcurrido entre los mensajes y las respuestas de unos y otros (1). Al parecer, algunas agencias de inteligencia están utilizando sistemas similares para saber quienes son los cabecillas en comunicaciones interceptadas a grupos terroristas.

 

(1) WebKDD / SNA-KDD ’07: Actas del noveno taller WebKDD y del primer SNA-KDD 2007 sobre minería web y análisis de redes sociales. Agosto de 2007. Páginas 109–117.

Enlace a la investigación